Obras en la Historia: Puente de la Barra de Santa Lucía

01-ajustada

En 1908 se iniciaron los estudios en la Dirección de Vialidad, para la construcción del primer puente sobre la Barra de Santa Lucía, siendo finalmente inaugurado en 1925, luego de un arduo trabajo entre estudios, proyectos, licitaciones y obra.

La obra se desarrolló en dos etapas: la infraestructura de soporte, compuesta por pilas y estribos de hormigón revestidos con piedra; y la superestructura metálica, consistente en el suministro y montaje del puente y ejecución del tablero de hormigón.

Se trata de un puente de 540m de largo, en 8 tramos: 4 de 45m (margen izquierda, Montevideo), 1 giratorio de 60m para permitir el pasaje de barcos; y 3 de 100m cada uno (hacia la margen derecha, San José). El ancho del pavimento es de 6m y la vereda de 1,5m. Las características más salientes radican en el procedimiento constructivo de las fundaciones de las pilas, con aire comprimido y la profundidades de hasta 27m bajo el nivel del agua; el montaje de tramos de 100m, dificultado por temporales y mareas; la novedad técnica del tramo giratorio de 60m; y el peso total de la estructura metálica de 3.100 toneladas.

En la época de su ejecución fue la más importante obra vial del país, no sólo por sus características técnicas, sino por sus beneficios económicos y tránsito generado, conectando el Oeste del país con Montevideo; y siendo la precursora de la Ruta No.1 hacia Colonia. El tipo estructural, el material empleado para la superestructura y las dificultades que debieron superarse para su ejecución, constituyen aspectos destacables para la ingeniería nacional.

 

Fuente: “100 Años de Ingeniería Construyendo el Uruguay”.

 

Comments are closed

Seguir blog

Recibí las últimas publicaciones del blog en tu email: